Por: Emiliano Páez Ponce / Redacción Radiola:

El viernes 7 de junio del 2019 terminó de destilarse el primer EP de la banda quiteña OneChaka, titulado #1. Los 29 minutos de duración del disco suponen un tributo a las experiencias de conciencia expandida, la psicodelia, la introspección y el autoconocimiento, musicalizados por la banda que se bautiza con el nombre de una de las bebidas más particulares y antiguas de América.

El #1 es la primera publicación oficial de la banda que ya puede ser disfrutado en plataformas musicales online como Spotify, Apple Music y Amazon Music entre otras. Los 3 años de trabajo, preludio del lanzamiento del EP, fueron consolidados con una producción profesional que logró llegar hasta un sonido de calidad que gusto muchísimo a la banda; así nos cuenta el mánager de la banda Pablo Dávalos. Semifusa Estudio fue el lugar donde se grabo, produjo y lanzo esta EP de 6 canciones: “El hombre de la conciencia aislada”, “1Chaka”, “Ahógate”, “Teratoma”, “El Dealer”.

La banda empieza sus incursiones con este licor y con la música en el año 2016, cuando Sebastián Molina (Bateria), Sebastián Tamayo (Guitarra), Diego Achig (Bajo) y David Morejón (Voz, Saxofón) se reúnen para compartir sus gustos musicales por géneros pesados, psicodélicos y experimentales. De esa reunión se crea OneChaka, banda que en su EP presenta un sonido pesado y lento, un halo metalero con dejes stoner y de rock alternativo de los 90s complementado, o contrastado en algunos casos, con escalas y solos de blues bien rockeros clásicos para generar un ambiente psicodélico y letárgico.

Las letras son herméticas y simbólicas pero siempre aluden a experiencias y situaciones extrañas en los que la conciencia es
llevada a un límite y se experimenta con ella. Las experiencias en las que la conciencia es puesta a prueba son sumamente cotidianas y familiares, no saber si donde te encuentras en la realidad o no, o tomarte «un purito o caer en un estado de disociación…» situaciones comunes para los que experimentan siempre con la conciencia y la realidad.

Las puntas, también llamadas puro, guarapo, fuerte, guaro, guaspete, guanchaca; son muchas formas (que responden a diferentes geografías) de nombrar al mismo trago: al destilado de caña, licor ancestral, popular y groseramente fuerte del Ecuador. Los que tomamos guanchaca asiduamente estamos acostumbrados al sabor fuerte, mentolado, energético y
contundente de un traguito del licor, estamos acostumbrados al trip casi psicodélico que se manifiesta con tan solo un par de vasos del licor; los músicos de OneChaka también.

En sus melodías progresivas y pesadas muestran un poco del sabor fresco, energizante pero desgarrador del licor, en sus letras tratan de asemejar el desconcierto, la sinestesia y la calidez de encontrarse en esa experiencia de conciencia alterna.

Escucha a One Chaka aquí:

Share This