Efra Paéz / Redacción Radiola:

El caso de los Skankafe es anómalo dentro de la escena musical ecuatoriana, pues su trayectoria abarca 16 años pero llenos de largas pausas, lo cual no ha sido impedimento para que sean considerados como un referente dentro la denominada “Tercera Ola” del ska punk quiteño.

Sus músicos provienen de distintas bandas -e incluso una orquesta como es la legendaria Don Medardo y sus Players-, como son Llama Este Pez, Rocola Bacalao, Suburbia Ska y Verde 70, agrupaciones a las que dedicaban la mayor parte de su tiempo hasta hace 3 años, momento en el cual deciden reactivar con todo a Skankafe, en esta, su cuarta etapa, en la que se consolida el sonido de la banda.

Conformada por Emanuele Pilo-Pais (guitarra y voz principal), Diego Saá (trompeta), Santiago Martínez (batería), Felipe Caravia (saxofón), Javier Llerena (bajo y coros), Mario Dávalos (trompeta) y José Luis Trujillo (trombón), Skankafe se caracteriza por sus letras ácidas en las cuales plasman sus vivencias y percepciones del devenir social.

El nombre de la banda lo tomaron de un disco homónimo de la banda francesa Marousse (la cual se sintió halagada cuando se enteró de este homenaje desde la mitad del mundo), pero este nombre tiene su propio significado para la banda: por un lado, el ska como género musical, lo “skanker” en honor a la gente que los acolita en todos sus conciertos y la “fé” que sostiene el acto de tener una banda pese a las dificultades de nuestro medio.

Si bien ya contaba con un EP, “Babosadas” (2004) y un demo, “Viene ansiedad” (2008), los Skankafe acaban de lanzar su primer disco propiamente dicho: “Buenos tipos, malos hábitos”. Es necesario entender a qué se refieren con “malos hábitos”: no es la típica definición moralista prohibicionista, sino más bien una denuncia hacia la apatía y falta de autenticidad que perciben en nuestra sociedad. 

Los Skanka no buscan juzgar a nadie, las letras reconocen que ellos mismos en ocasiones caen en estos “malos hábitos” que condenan. La honestidad ante todo es su propuesta.

Este álbum fue producido por Xavier Muller, reconocido ingeniero de sonido y líder de Tanque, quien también toca los teclados en dos de las canciones –“La TV” & “Vicente”- y masterizado por Justin Weis (Trackworks), consta de once pistas que motivan al pogo y al mismo tiempo a la reflexión. Otro invitado de lujo en esta producción es Oscar Feis de Holger Quiñónez.

Un accidente de tránsito sin mayores consecuencias motivo uno de los temas, “Sancho”, en el cual se escuchan las sirenas de las ambulancias que atendieron a la banda tras este percace, el cual dejó a los Skanka enseñanza de ser más prudentes el momento de conducir.

Actualmente la banda se encuentra preparando maquetas con el fin de regresar pronto al estudio para preparar un nuevo disco, el cual contará con la participación especial de Timite Ben Kadjal, cantante de reggae de Costa de Marfil.

Pueden escuchar su disco completo aquí. Les recomiendo escucharlo con audífonos, pues contienen sonidos binaurales que solo se aprecian a plenitud de esa forma.

Share This