Emma Martínez / Redacción Radiola: 

Con melodías que crean una sensación de luz y sombra, que acompañan las ilustraciones de sus canciones y a través de letras melancólicas, poéticas, Frailejones presentó su primer albúm “Noches en Vela y Mares de luz” este viernes 22 de noviembre, tras dos años de su creación y dedicación a la música en este proyecto, donde buscan celebrar el nuevo disco del que se siente sumamente orgullosos.

 

Frailejones nació en el 2017 como una propuesta mucho más personal, un proyecto que Roger Ycaza pensaba dejar para sí mismo, un proyecto de “cantautor” como él lo denomina. Sin embargo, decidió experimentar al principio juntó a Andrés Caicedo y Fiorella Gallardo para aportar ideas y armonías a las composiciones. 

 

Más tarde, tras la salida de Fiorella, Roger y Andrés se plantearon conformar un dúo, pero su planes cambiaron cuando Álex Alvear se unió al proyecto: “Originalmente Frailejones iba a ser un dúo nada más, y yo medio que metí la pata en la puerta y les dije que me den un chance para probar y funcionó todo muy bacán” comenta Alvear. 

 

La inspiración llega desde los temas desarrollados por el mismo Roger Ycaza y la música ecuatoriana, tonos andinos o con aires típicos. Más tarde, la banda fue explorando su camino hacia la sonoridad a la que buscaban llegar, mediante el aprendizaje y exploración de diferentes sonidos. 

 

Andrés Caicedo nos cuenta que sus referencias para esta propuesta fueron la música de los 70’s, también un poco rock argentino de la misma época. Por otro lado, Roger lo ve como un crecimiento personal, una oportunidad para desarrollar temas que no había podido continuar desde hace tiempo. Para Álex, participar en Frailejones ha sido una experiencia maravillosa, pues ha sido un proceso de apoyo y desarrollo de los temas compuestos por Roger, además ha logrado volver a su función de músico, retomar el bajo.

 

Otro hecho que hace especial a esta banda es la larga trayectoria musical de todos sus integrantes, Roger ha pertenecido a bandas como Mamá Vudú y Mundos Junto a Andrés, él mismo ha pertenecido a la banda Guardarraya y Álex en proyectos como Promesas Temporales, Wañukta Tónic, Mango Blue, entre otros. 

 

Los tres músicos sienten gran admiración entre sí, consideran que ha sido una gran oportunidad para experimentar con la música. Además, ha sido un trabajo que va direccionado especialmente al servicio del arte y de la música. Para Andrés, trabajar con estos músicos con una línea delantera experimentada como son Roger y Alex, ha sido un premio que le ha dado la vida haciendo música:

 “Eso es una suerte que te da creo la vida o la carrera musical un poco, o la perseverancia en ese sentido que con el paso del tiempo empiezas a tocar con gente que al comienzo admirabas ¿no?  como el caso del Roger mismo y de Álex Alvea,r sobre todo para nosotros, que es mayor a nosotros y tiene bastante más años en la escena musical, es casi un referente digamos. Entonces esos premios que te da la vida haciendo música, no tienen precio.(…) 

 

La nota de compartir y eso influye mucho porque es gente que tiene experiencia, que ha trabajado gente que sabe de alguna manera esto de trabajar y no tener poses, ni criterios cerrados, ni nada de eso. Eso también es riquísimo de trabajar con una delantera con la experiencia que tienen estos muchachos.“

 

Roger nos cuenta que este disco ha sido un proceso largo, entre los ensayos, la composición de los temas y las grabaciones: “Son canciones que han sido compuestas en los últimos dos, tres años más o menos en los cuales han venido creciendo de a poco (…) El momento de juntarnos, todos nos dimos cuenta que las canciones pedían más sonoridades, un sonido más grande. Entonces empezamos a hacerlas crecer de esa manera.” 

 

Por otro lado, Álex comentó: “El proceso de grabación ha sido muy bacán, ya para cuando nos metimos al estudio los temas estaban ya bastante rodados y montados y fue más el camello de estudio de tratar de perfeccionar ciertas secciones, de probar cosas que no habíamos hecho antes pero que funcionaban para las canciones.” 

 

El sonido de este trío evoca imágenes, paisajes mentales que llenan la cabeza de quienes escuchan las melodías y especialmente las letras llenas de topografías que describen lugares idílicos, de palabras que llaman a la memoria, dedicadas a una tercera persona, como si se dirigieran directamente a quien escucha estas canciones. La temática del tiempo, el crecimiento, y el recuerdo son temas recurrentes de este primer disco.

 

El álbum “Noches en Vela y Mares de luz” cuenta con 11 canciones dedicadas a quienes los han acompañado desde sus inicios y para aquellos melómanos que buscan una nueva experiencia musical ecuatoriana. Este disco sólo estará disponible en plataformas digitales, sin embargo se prevé un lanzamiento en formato físico más adelante.

 

Share This